La unión de las formas

Guadalupe Ortega Blasco
Curaduría Verónica Di Toro
15 de marzo - 26 de abril 2019

LA UNIÓN DE LAS FORMAS

por Verónica Di Toro

“De pronto la palabra cuerpo empezó a tener un sentido diferente. Cada articulación, cada fragmento, cada centro de energía que empezaba a darse a conocer, me pusieron en contacto con un cuerpo, mi cuerpo, al que sentía de otra manera y miraba como a alguien con el que había que establecer una gran amistad.”(1)

Al comenzar una tela Guadalupe Ortega Blasco pinta una figura acaso geométrica. Después superpone una forma y otra, y varias más. Siempre partiendo desde el centro. El centro de la tela y el centro psíquico.

Cada capa de pintura supone un tiempo. Un momento del día, del mes y del año. Una figura se superpone a la otra pero no la obtura. Todas respiran por sí mismas y juntas son un organismo único. Ella respira mientras pinta, y sus formas / cuerpos respiran en sus telas.

El trazo de Ortega Blasco insiste en una sola dirección. Como dejándose llevar por una fuerza centrípeta leve que gira alrededor de un punto. – “La paciencia es energía. Es una forma de consciencia.”(2) –  Ella decide repetir un movimiento lento y pausado, dando lugar a titubeos, variaciones y hasta algún accidente. No busca la perfección numérica. Su rotación de 360º es una vuelta completa.

La última capa de óleo es como una membrana. A simple vista aparenta ser la huella de un pincel, pero no es otra cosa que material retirado. La pintora utiliza una espátula o la punta de un pequeño cuchillo para esgrafiar la superficie. Este retiro del material deja entrever algo indeterminado de las capas primigenias. La ladera soleada y la ladera sombría, que juntas simbolizan la unidad. 

Finamente la artista define un contorno, corrigiendo una y otra vez hasta encontrar el borde exacto que sus figuras acopladas necesitan. Nunca están del todo centradas ni son totalmente simétricas. Sus formas están en permanente tensión con los límites.

“Cualquier contorno fijo en la naturaleza es arbitrario y pasajero. Lo que está a cada lado intenta modificarlo, empujándolo o tirando de él. Lo que está en un lado del contorno tiene la lengua en la boca de lo que está al otro lado y viceversa.”(3)

La obra de Guadalupe Ortega Blasco hace culto de los materiales y del oficio. Un festín para quienes disfrutan de la pintura en estado de pureza. Todos los detalles son tenidos en cuenta, desde la fina elección de los colores a la meticulosa elaboración de las formas. Amorosamente cuidados podemos dejar fluir la fuerza de nuestras propuestas emocionales.

___________

(1) (2) Fedora Aberastury. Escritos, Sistema Consciente para la Técnica del Movimiento. 

(3) John Berger. El cuaderno de Bento.

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle